El proceso catalán se abre camino en los Parlamentos europeos

 

Tres Parlamentos europeos han constituido recientemente comisiones para conocer a fondo el proceso independentista que vive Catalunya. Diputados de Estonia crearon en abril el primer “intergrupo de amistad” con la cuestión catalana, al que siguieron los de Suiza (julio) y el recientemente creado en Finlandia (septiembre). “Y hay alguno más que está en proyecto”, afirman fuentes del Consell de Diplomacia Pública de Catalunya (Diplocat)

 

El conseller d’Exteriors, Raül Romeva, y el secretario general del Diplocat, Albert Royo, están precisamente esta semana de viaje en Finlandia, donde han explicado la hoja de ruta del Govern a representantes del Partido del Centro, del Partido Finlandés, de la Alianza de Izquierda, del Partido Popular Sueco, del Partido Socialdemócrata, del Partido Coalición Nacional y de la Liga Verde.

“Estos grupos se crean a petición de diputados de distintas formaciones que se organizan en torno a unos intereses comunes. Siguen la actualidad e invitan a políticos y otros representantes para conocer a fondo la cuestión”, apuntan las mismas fuentes.

Pese a ser habituales, este tipo de relaciones se generan entre estados. “Lo que es excepcional es que se haga con una región, que es lo que Catalunya aún sigue siendo”, afirman desde el Diplocat. “Pese a que no muestran un posicionamiento concreto, si que es cierto que los parlamentarios tienen simpatía por los temas que tratan”, añaden.

No son comisiones temáticas clásicas -como lo serían, por ejemplo, las de Economía, Defensa o Interior-, aunque los diputados que integran estos intergrupos tienen “la capacidad de presentar mociones e iniciativas” para que sean votadas por el pleno del Parlamento.

En Suiza, antes incluso de crear su grupo de amistad con Catalunya, cinco parlamentarios presentaron una propuesta (el 22 de septiembre de 2015) para que el país helvético ejerciera de mediador entre España y Catalunya. El ejecutivo suizo respondió que únicamente jugaría ese papel “si todas las partes lo desean expresamente”.

En junio de 2016, seis diputados de los principales partidos suizos -Partido Socialista, Partido Democristiano, Partido Liberal y Unión Democrática de Centro- impulsaron la creación de la comisión sobre Catalunya. Fue poco después de que las fuerzas políticas independentistas -Junts pel Sí y CUP- empezaran a plantearse la posibilidad de celebrar un referéndum unilateral que finalmente está previsto que se realice antes de octubre de 2017. “Cuando empezamos a hablar del referéndum el interés (internacional) fue in crescendo y la previsión es que siga al alza”,apuntan desde el Diplocat.

Dinamarca fue donde se hizo, en mayo de 2015, el primer debate parlamentario para tratar el proceso independentista catalán. La coalición rojiverde Lista Unitaria presentó una interpelación al ministro de Asuntos Exteriores, Martin Lidegaard, sobre el derecho de autodeterminación de los pueblos centrado su foco en Catalunya.

Los diputados daneses no vieron la necesidad de crear un intergrupo de amistad sobre esta cuestión, algo que si vieron necesario los estonios, suizos y finlandeses. Por ahora, la actividad de estas comisiones “es relativamente reducida porque se crearon recientemente”, reconocen las fuentes del Consell de Diplomacia Pública de Catalunya.

Aún así, los contactos con los representantes del Govern de la Generalitat son fluidos. “Los catalanes creemos que no podemos cumplir con nuestros deberes y retos nacionales e internacionales sin una soberanía completa. Queremos dar un paso adelante como nación libre entre las demás naciones del mundo”, afirmó Raül Romeva en su discurso en el Parlamento de Finlandia. “Hay más voluntad de hablar de Catalunya en determinados países que en el Estado español”, añadió.

 Comparte en Facebook  Comparte en Twitter

Please reload

Please reload