Supremo Tribunal de Brasil despenalizó en los hechos el aborto y Cámara de Diputados busca revertir el fallo judicial

 

El Supremo Tribunal Federal de Brasil prácticamente despenalizó en los hechos el aborto en los primeros tres meses de embarazo, al pronunciarse sobre una denuncia puntual que puede sentar un precedente judicial en el país.

 

Los miembros de una de las salas de la Corte apoyaron el voto del juez Luis Roberto Barroso, que consideró inconstitucionales los artículos del Código Penal que criminalizan el aborto durante los primeros tres meses de embarazo, consigna la agencia de noticias Efe.

 

Si bien esa decisión favoreció únicamente a cinco personas, la decisión genera un precedente que podría ser extendida a todos los demás casos si este tribunal vuelve a aceptar pronunciarse ante una demanda similar.

 

Según lo que esgrimió esta corte en el fallo, la penalización del aborto en los tres primeros meses de gestación viola derechos sexuales y reproductivos de la mujer, el derecho a la autonomía de tomar sus decisiones y el derecho a su integridad física y psíquica. "La interrupción voluntaria de la gestación no puede ser criminalizada, por lo menos durante los tres primeros meses de embarazo. Durante este período aún no fue formada la parte del cerebro que permite al feto desarrollar sentimientos y racionalidad", argumentó Barroso.

 

Esta madrugada, tras conocerse la decisión del Supremo Tribunal Federal, el presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia, anunció que se creará una comisión legislativa para intentar revertir el fallo judicial. El anuncio se produjo después de que varios diputados, muchos de ellos evangélicos, se pronunciaran contrarios a la decisión de la corte.

Please reload

Please reload