• prensacd

Diputados escuchan posición de los industriales sobre proyecto de ley que grave bebidas gaseosas



Santo Domingo: La Asociación de Industriales de la República Dominicana ( AIRD) está opuesta a que se cree un nuevo impuesto a las bebidas gaseosas, edulcoradas, energizantes y limite su embotellamiento a envase de 20 onzas.


Así lo reveló la vicepresidenta del organismo, Circe Almánzar, al participar este lunes como invitada ante la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, presidida por Ramón Cabrera.


La dirigente empresarial consideró como contraproducente la aplicación de nuevo aumento que impone el proyecto de ley , de un 20 por ciento a bebidas embotelladas o gaseosas, y precisó que estos no soportan nuevas cargas contributivas.


Asimismo rechazó que estas afecten la ingesta calórica y la salud de las personas, debido a que realizaron estudios de este tipo de productos y solo representan entre un 2 y 4 por ciento, lo no representa ningún riesgo que aumente la obesidad de los dominicanos.


Refirió que la República Dominicana es uno de los países con más bajo índice de obesidad en el mundo y Latinoamérica.


Dijo que fueron a plantear sus inquietudes sobre esta pieza, y presentaron sus objeciones referentes a la misma.


Indica que este nuevo impuesto provocaría reducción y despido masivo en la empleomanía ya que las bebidas edulcoradas, gaseosas y energizante representan un rubro muy importante en la economía del país.


“cuando hablamos de productos edulcoradas nos referimos a productos lácteos, jugos, refrescos, bebidas hidratantes que son parte de los productos que se consumen en el país” sostuvo.


Mientras que Cabrera, legislador por la provincia Santo Domingo, dijo que la comisión escuchó su opinión referente a esta pieza y en los próximos días se reunirán con representantes de diferentes sectores económicos del país.


Indicó que la comisión busca saber cuál es el impacto económico que tiene la aplicación de estos nuevos impuestos.


Indicó que este proyecto persigue bajar la obesidad, que producen estas bebidas y los trastornos que puedan generar y es la razón de estos impuestos.


También reconoció que se deben hacer consultas con la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), para saber cuál es el impacto económico si se reduce el consumo.


Ramón Cabrera dijo que la aplicación de la misma puede ocasionar una merma en los ingresos que tiene presupuestado el gobierno, por lo que es bueno saber que reduce para saber de dónde se pueden sacar estos recursos.

56 vistas