Diputados estudian proyecto busca evitar violencia contra los niños

Santo Domingo.- Este lunes se inició el estudio del  proyecto de ley  sobre crianza positiva para la promoción del buen trato y prohibición de disciplina y violencia contra los niños, niñas y adolescentes, asumido e introducido por el presidente de la Cámara de Diputados, Radhamés Camacho.

 

La Comisión  Permanente  de Niñez, Adolescencia y Familia de la Cámara de Diputados, conjuntamente con la de Asuntos de Equidad de Género, analizaron con sus directivos, la iniciativa del Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (CONANI).

 

La diputada Ángela Pozo, presidenta de la Comisión  de Niñez, Adolescencia y Familia, solicitó a Kenia Lora, presidenta de Conani, que  explique el objetivo de la legislación.

 

Al agradecer a Camacho, quien estuvo representado por el vocero del Bloque de Diputados del Partido de la Liberación Dominicana, Gustavo Sánchez, Lora expuso que la legislación busca cambiar los paradigmas de crianza y basarlos en respeto,  cariño y sobre todo en la protección de los derechos fundamentales los niños, niñas y adolescentes.

 

Agregó que se trata de un anhelo de CONANI dar un marco legal a este tema e informó que como órgano rector de protección están llevando a cabo una estrategia de sensibilización a los padres, madres, tutores y adultos responsables, tratando de cambiar la famosa “pela” para castigar a sus vástagos.

 

“Debemos formar generaciones  libres de violencia, a eso aspiramos, la agenda de la niñez debe estar dentro de los números uno de la toma de decisiones de nuestro país”, expresó Lora durante el encuentro realizado en el Salón Rafael Alburquerque de la Cámara de Diputados.

 

Concluyó señalando que su deseo es que este proyecto que prohíbe el castigo físico  y el trato humillante contra los niños, niña y adolescentes, sea acogido por las diputadas y diputados presentes.

 

En tanto que, Cristian Maldonado, encargado de Gestión Territorial de Conani, reveló que un estudio realizado en el año 2014, proyectó que el 67.4 por ciento de los hogares utiliza el castigo físico para disciplinar a sus hijos. Mientras que, el 49% recurre al psicológico.

 

En uno de sus considerandos, el proyecto establece que las evidencias científicas demuestran que sufrir violencia en la infancia puede modificar las estructurales cerebrales y el funcionamiento de diferentes sistemas, afectando la capacidad cognitiva, el desarrollo y bienestar de la persona en su vida adulta llevándolo a perpetuar la conducta violenta.

 

Igualmente, dispone que todo niño, niña y adolescente tiene derecho a su supervivencia, a la salud, a ser educado en base al respeto y la tolerancia, a recibir un buen trato, que favorezca el desarrollo pleno de sus capacidades, respetándose su integridad física, psíquica y emocional.

Please reload

Please reload