top of page
  • Foto del escritorMaría Virgen Ortíz M.

Comisión de Derechos Humanos continúa con el estudio de la Ley 63-17


Santo Domingo, D.N.- La Comisión Permanente de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados continúo este marte con el estudio de la Ley 63-17 de movilidad, transporte terrestre, tránsito y seguridad vial, junto a varias instituciones gubernamentales ligadas a dicha.


En el acto celebrado en el salón Hugo Tolentino Dipp, asistieron representantes de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (DIGESETT), Ministerio de Salud Pública, El Instituto Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre (INTRANT), FEDOMU, Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) y el Ministerio de Educación (MINERD).


El diputado Juan Dionicio Rodríguez Restituyo, presidente de la Comisión sostuvo que la comisión aplaudía este encuentro ya que la razón por la que han asumido la fiscalización de esa Ley es para que juntos puedan construir una herramienta que permita fiscalizar de manera efectiva esa Ley.


El legislador sustentó que, en esta ocasión solo convocaron a entidades del gobierno ya que entiende son los que tienen la mayor responsabilidad de resolver el tema del tránsito.


De su lado Onéximo González, asesor del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), presentó las modificaciones sugeridas a las Leyes 63-17 y 253-12, las cuales buscan transformar ese sistema.


Entre las propuestas están, el insertar la modificación del párrafo III del artículo 20 de la Ley, a fin de que el 100 por ciento de los ingresos sean utilizados para el programa de renovación vehicular de transporte público de pasajeros y de cargas, el cuál deberá ser coordinado con los representantes del sector transporte.


También la modificación el artículo 298, el cual busca distribuir los ingresos por el cobro de multas, para que sean destinados al uso exclusivo de la mejora de la seguridad vial, entre otras observaciones.


“Esta es una de las Leyes más completa que hay en América Latina, lo que falta es recursos para implementarla”, dijo.


Rafael Tobías Crespo, autor de la Ley, valoró los aportes de todas las entidades allí presentes y dijo que ese era el primer ejemplo de precedente que se había dado en el Congreso de fiscalizar una Ley.


Crespo sostuvo que es un poco complejo resolver el problema de una Ley que tiene 360 artículos y 32 reglamentos, pero que él lo resume muy simple “a Dios rogando y con el maso dando” y que el maso lo tiene la DIGESETT y que se tiene una Ley nueva con multas viejas.


“Lo de a Dios rogando es, educar, concientizar, enseñar e informar, desde pequeños en las estancias infantiles, en el nivel básico en la media y a nivel universitario, pero hasta que el Ministerio de Educación no inserte la educación vial en las escuelas, no tendremos ningún resultado, cuando esto pase yo podré morir tranquilo”, dijo


Mientras que la directora de gabinete de la MINERD, Clara Joa, sostuvo que ese también es el plan de su institución, que la educación vial sea implementada desde pequeño en los centros educativos.


“Nosotros como ministerio queremos que los estudiantes de último año de bachillerato salgan capacitados en lo que es el arte de conducir y que puedan salir con su primera licencia y con los conocimientos de como debe conducirse un conductor, esto será algo que implementaremos en las sesenta horas que tienen que hacer al final, esto no es un problema para nosotros, ya que es algo en lo que estamos trabajando”, puntualizó.


Joa dijo además que hay que crear un régimen de consecuencias y aplicar la ley, capacitar y evaluar psicológicamente a quién se le otorgue una licencia de conducir y que quien no este capacitado mentalmente, no se le entregue el permiso de conducir.


También se expresó el y Robert García, de la DIGESETT Ariel Medina de la DGII y Juan Soriano de FEDOMU.


El presidente de la Comisión, sostuvo que yan han revisado la ley y saben los artículos que tienen que trabajar, pero que entiende que se debe comenzar por lo primero que son los vehículos y las placas.


“No puede salir en este país un vehículo sin una placa y sin el conductor tener una licencia y entiendo que junto al INTRAND, debemos hacer un plan piloto”, dijo.


Sostuvo que debe incentivarse la educación vial y que se haga un convenio a fin de que la Cámara de Diputados incentive la formación vial y que a través de los medios de comunicación se incentive esto.


Dijo además que los recursos es una parte importante y que finalmente se gastan si invertir en los recursos humanos. “Lo más importante es la calidad de vida, la calidad mental, ya que debemos cambiar la sociedad, pensar más en la gente a fin de que tengan calidad de vida y se viva mejor”, finalizó.


Al encuentro asistieron además los diputados, Diomedes Omar Rojas, Lily Florentino, Mateo Espaillat, Juan Alberto Aquino, Eugenio Cedeño, Franklin Martínez y Alexander Javier Cuevas.


Y por Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (DIGESETT), el coronel Robinson de Jesús Contreras, director de planificación de la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre, José Alejandro Piñeyro, encargado de proyecto y el General juan Solis Rosario, director administrativo y financiero.


Nicolas Soriano, por FEDOMU, Laura Echavarria, por Educación, Jean Cristofer Pérez, por el INTRANT y Shanel Casado por la DGII.

16 visualizaciones0 comentarios
bottom of page